¿Sabes cual negocio legal es el mejor del mundo?

Aprender a invertir en Wall Street es la respuesta…

Además de que las ganancias en inversiones de capital pueden ser excepcionalmente superiores a las que obtienes con otros instrumentos financieros, pueden ser Libres de impuestos

 

Implicaciones fiscales (impositivas) para inversionistas extranjeros en el mercado accionario de los Estados Unidos

Las implicaciones impositivas para inversionistas extranjeros dependerán de que el inversionista en cuestión sea considerado (clasificado legalmente) como “extranjero residente” (resident alien) o “extranjero no residente” (non-resident alien).

Para ser considerado un extranjero no residente, la persona debe cumplir con varias condicionantes:

1º La persona no puede tener tarjeta de residente (green card) en ningún momento comprendido dentro del período fiscal correspondiente ni podrá haber residido en los Estados Unidos más de 183 días en los últimos tres años previos, incluyendo el período impositivo en curso. Sin embargo, ciudadanos no Estadounidenses que sean poseedores de tarjeta de residencia (green card) y hayan permanecido más de 183 días en los Estados Unidos son clasificados como extranjeros residentes para fines fiscales e impositivos, diferentes de los extranjeros no residentes.

Toda persona que caiga dentro de la clasificación de “no residentes” y cuyo único negocio que realice en los Estados Unidos sea como inversionista de capital (en acciones, fondos de inversión. o “comodities”), a través de una firma de corretaje bursátil domiciliada en los Estados Unidos, o algún agente, estará sujeta a las siguientes obligaciones fiscales:

1.- Las ganancias de capital no generan utilidad gravable para inversionistas extranjeros (no residentes) por lo que la institución bursátil no deberá retener ningún monto. Esto no significa que pueda eliminarse el pago de los impuestos en el país de origen del inversionista según la propia legislación fiscal y hacendaria del mismo.

2 .- Respecto a dividendos:

Personas no residentes de los Estados Unidos que cobren dividendos:

a)      Estarán excluidas del pago del impuesto si el dividendo es distribuido por empresas extranjeras o

b)      No tendrán que pagar impuestos si el dividendo está asociado a intereses provenientes de ganancias de capital producidas por fondos de inversión.

c)       Pagarán 30 % del dividendo distribuido por empresas Estadounidenses. Pero, la tasa impositiva también podrá ser menor de 30 % si existe algún tratado internacional entre los Estados Unidos y el país en el cual el contribuyente deba declarar su ingreso. Será importante que cada persona tenga comunicación con su Casa de Bolsa Estadounidense para determinar la retención correcta que le corresponda.

Toda persona considerada extranjero residente (resident alien) con tarjeta de residencia, o que cumpla con las reglas vigentes de residencia, estará sujeta a  la misma tributación que los ciudadanos de los Estados Unidos de Norteamérica.